miércoles, 28 de mayo de 2008

Sintesis de la obra: "La Vaca"; de Camilo Cruz













LA VACA


Nos da a conocer en la primera lectura que un día un maestro y un joven van a un pueblo muy pobre y se hospedan por una noche en la casa más pobre y humilde, esa familia dependía de una vaca que le daba leche y con esa misma leche le servía como modo de intercambio de dinero para comprar otros alimentos. Así que el maestro se levanta muy temprana, antes que se despierte la familia y despierta al joven para que se vayan, así que antes que se fueran el maestro sacó una daga, mató a la vaca y se marcharon.
Volvieron al pueblo después de un año, el maestro y el joven, para ver como estaba la casa de la familia pobre y buscaron por todos lados pero sólo lo que hallaron era que estaban construyendo una nueva y gran casa y era la casa de dicha familia que había salido del círculo del conformismo y que habían trabajado mucho la chacra que se había formado alrededor de su casa por los desperdicios y basura (cultivaron y cosecharon legumbres y hortalizas que les sirvieron como recurso y riqueza).
Lo que pasó fue que la vaca era un obstáculo para que la familia progresara y surgiera.
Las excusas son las vacas más comunes, son una forma cómoda de eludir nuestras responsabilidades y justificar nuestra mediocridad, encontrando culpables por todo aquello que siempre estuvo bajo nuestro control.
Es posible que lo que estemos tratando de justificar con cualquier excusa sea una mala nota en la escuela, un rechazo en nuestra relación, un conflicto en el trabajo, o una crítica, pero no hay nada malo con tratar de evitar estas situaciones poco placenteras.
Sin embargo, debemos entender que evadirlas no nos permite enfrentar y corregir el problema real que necesita ser resuelto. Lo que las excusas buscan es exonerarlos de toda responsabilidad y colocarnos en el papel de víctimas.

Las vacas suelen adoptar formas y disfraces que dificultan que la reconozcamos como tales. Lo cierto es que a pocas personas les gusta admitir que tienen vacas en su vida. Prefieren aceptarlas como cargas ineludibles que el destino a depositado sobre sus hombros, sobre las cuales ella tienen muy poco o ningún control como tal es el caso de la señora Isabel de 60 años que trataba de encontrar trabajo pero se sentía derrotada por sus argumentos: "Que se sentía muy vieja y ninguna compañía va a querer contratar una mujer de 60 años" y un sinnúmero de argumentos que excusaba, al final se dio cuenta que vivía en un aparentemente mundo de excusas.

En general, toda idea que te debilite, que te de una excusa o te ofrezca una escapatoria para eludir la responsabilidad de lo que debes hacer, seguramente es una vaca. Y de la misma manera que muchas grandes mentiras comienzan como una simple mentirilla blanca, las enormes y bien desarrolladas vacas con que cargamos a lo largo de toda nuestra vida han comenzado como inocentes y mansas terneras.

Sin lugar a dudas, las vacas más recurrentes y las que peores resultados traen a nuestras vidas, son las falsas creencias sobre lo que podemos o no podemos hacer y lograr en nuestra vida; limitaciones que nosotros mismos nos encargamos de adoptar acerca de nuestras propias capacidades, talentos y habilidades.

Por ejemplo, "si en tu mente reposa la creencia de que no podrás triunfar porque no contaste con la buena fortuna de ir a la escuela", con seguridad esta idea gobernará tu vida, tus expectativas, decisiones y manera de actuar. Esta falsa creencia se convertirá en un programa mental que, desde lo más profundo de tu subconciente, regirá todas tus acciones. Por eso necesitamos cuestionar todas las creencias que existan en nuestra mente.
No aceptar limitaciones sin preguntarse si son válidas o no.
Siempre recordar que uno será lo que se creé ser. Si crees que puedes triunfar, seguramente lo harás. Si crees que no triunfarás, ya has perdido. Es la decisión de uno.

Para deshacernos de nuestras vacas empecemos por entender que las vacas no existen en la realidad y sólo están en nuestra mente tan reales y ciertas como te puedan parecer, ellos no son circunstancias reales (los problemas de mi empresa son el resultado de la pobre economía), ni limitaciones físicas (lo que me a detenido triunfar en los deportes es mi estatura), no otras personas (mi problema es la falta de apoyo por parte de mi esposa).
Tus vacas son creencias que albergas en tu cerebro.
Así una gran mayoría de las personas pueden estar equivocadas.
Siempre se debe recordar que por muchos años la inmensa mayoría de los seres humanos creían que la Tierra era plana. Así que no confunda las creencias con los hechos.

Examinemos más de cerca esas tres áreas: las circunstancias, las limitaciones físicas y las demás personas. Observemos que lo importante de aclarar en lo que de las creencias se refiere, no es que sean ciertas o erradas, sino mas bien si nos fortalecen o nos limitan.

Esta obra nos enseña a que nosotros debemos reflexionar y debemos saber sobrellevar todos los problemas que nos presenta la vida. Mediante esta obra nosotros debemos darnos cuenta que mediante la pereza y la mediocridad no podremos surgir nunca, así, que de una vez por todas dejemos lo negativo atrás y pongámonos a trazarnos metas para que de aquí en adelante nosotros podamos ser personas con un alto nivel dentro de toda la sociedad y así la gente nos mire con buenos ojos y tengan pensamientos positivos sobre nuestra persona.
Nunca debemos quedarnos con los brazos cruzados si queremos ser algo en la vida, lucha y veras lo que obtienes, vive la vida y no dejes que la vida te viva, ponte metas y cúmplelas para que así seas una persona de muchos éxitos y logros.

Esta obra desde todo punto de vista es muy relevante porque nos hace reflexionar sobre los problemas cotidianos, que muchas veces nos tiene saturado a los seres humanos y para enfrentarlos hay que estar preparados; entonces es fundamental ser proactivos para no tener que lamentarnos mañana más tarde, ser proactivo no solo significa tomar las iniciativas de algo sino también lograr que nuestros objetivos se concreten a través de nuestros resultados y sobre todo saber resolver los problemas.